La educación financiera

La educación financiera es la encargada de dar a conocer a las personas todo lo referente a las finanzas y la forma correcta de usar el dinero, tanto para fines de entretenimiento como para los negocios en general. Cuando una persona está bien educada respecto al mundo de sus finanzas puede conseguir lo que se conoce como libertad financiera, esto es de gran ayuda para el individuo que la aprende, ya que este siempre estará por delante de aquellos que no tienen conocimientos sobre el tema. La educación financiera como tal, trata acerca del dinero y sobre cómo utilizarlo de forma que sea posible sacarle el máximo provecho, intentando que las personas tengan la mayor cantidad de felicidad posible, ellos y sus familiares.

Importancia de la educación financiera

Finanzas, una de las partes más importantes de la vida diaria de una persona, pero que por desgracia la mayoría de las personas las ignora constantemente sin conocer lo que esto conlleva a sus vidas, el no tener una buena educación financiera puede resultar en una multitud de problemas en el futuro de los individuos que la desconocen, un ejemplo de ello es la facilidad con que el sueldo de algunas personas parece desaparecer de sus bolsillos. Por el contrario, entender y conocer el campo de las finanzas le traerá a la persona grandes beneficios, al tener el control de su dinero sin permitir que se le escape en cosas innecesarias para su vida, comprender cuán importante es la educación financiera en las personas es la base para disfrutar más la vida, con menos preocupaciones por deudas o pagos imprevistos que son la principal causa de disgusto de las personas en la actualidad.

La desventaja de no comprender las finanzas

Las finanzas están presentes sin ninguna duda todos los días sin excepción alguna, el hecho de no saber que son ni cómo funcionan hace que cualquiera fracase, en el sentido de que estará desaprovechando las oportunidades de mantener y administrar tu dinero de forma segura, y sin pérdidas que se encuentran en el día a día de las personas. No tener una educación financiera de calidad hace perder dinero a la mayoría de los ciudadanos, y es un mal que afecta a más del 50% (Cincuenta por ciento) del país. Gastar dinero de forma desconsiderada en cosas que realmente no se necesitan, no tener un plan de ahorro, no tener un plan a largo plazo para su dinero, son algunos de los efectos que sugiere no tener un conocimiento acerca de las finanzas ni de su influencia en la vida cotidiana. Los problemas más graves de no comprender la educación financiera son las deudas, ya que en algunos casos estas se van acumulando una tras otra, mientras que la persona necesita más dinero para conseguir pagar bienes y servicios para su vida, va adquiriendo prestamos de entidades bancarías o terceros, lo cual son deudas que se acumulan, sumado a los intereses de estas la persona termina debiendo dinero que no tiene y que le será muy difícil de conseguir en un puesto de trabajo corriente.

Los beneficios de tener una buena educación financiera

Todos sueñan con una vida sin preocupaciones ni deudas, donde puedan ser felices, y lograr y tener todo lo que desean. La realidad es que, si es posible, pero para eso se necesita poseer una buena educación financiera, este conocimiento es libre para que toda persona que lo necesite pueda encontrarlo sin el mayor inconveniente solo navegando un poco por Internet, ciertamente hay que tener cuidado de los individuos que usan estos medios para estafar y engañar a las personas desprevenidas. Algunos se quejan de que el sueldo quincenal parece desaparecer al poco tiempo de haberlo recibido, pero esto no es más que un mal uso del dinero. Teniendo el conocimiento necesario sobre las finanzas usted podrá hacer cosas que parecen increíbles a cualquiera que las mire sin conocerlas, un ejemplo de esto, sería el de cómo solicitar un préstamo online o a una entidad bancaria y poder no solo pagarlo, sino que además pueda sacar una ganancia razonable de dicha acción. La principal razón por la que las personas tienden a acumular deudas por créditos o préstamos es por la falta de conocimiento acerca del tema de las finanzas. Un beneficio casi inmediato de aprender sobre economía y finanzas es que el individuo sentirá una mayor libertad en cuanto al uso de su dinero, sin miedo a perderlo por malas decisiones que podría haber tomado de no ser porque decidió aprender y conocer algo tan común y necesario como lo son las finanzas, invertir un poco de dinero en algún libro o curso online sobre el tema puede serle de ayuda durante toda su vida, lo que le asegurara una mejor calidad de vida.

¿Por qué la falta de entusiasmo hacia las finanzas?

Las personas naturalmente buscan la comodidad, y todo lo que las intente separar de su zona de confort normalmente es evitado, por lo que cuando alguien les sugiere que deben de aprender sobre finanzas para tener mayores probabilidades de éxito en la vida, la sola palabra “aprender” lo más probable es que los ponga a la defensiva. Por eso es vital que cuando se le vaya a enseñar a alguien el significado de las finanzas para su vida, a este se le muestre las ventajas de comprenderla y las desventajas de no hacerlo, normalmente esto les llamara la atención y tendrán un punto de vista más abierto lo que les permitirá aprender más rápido y con una mejor comprensión.

La mejor forma de aprender sobre educación financiera

Cuando se es joven se aprende el doble de rápido, de esto no queda exenta la educación financiera que si se aprende a temprana edad será de mucho beneficio para él y su familia en el futuro. Para esto se han desarrollado distintas dinámicas, juegos, libros, cuentos, etc…, que ayudan a desarrollar este interés hacia mantener una vida financieramente organizada y responsable, tanto con ellos mismos y como con las personas ajenas a ellos. Esto no significa que cuando un individuo llega a la edad adulta ya no tiene la oportunidad de aprender sobre el tema, por el contrario, una persona adulta tiene una mayor experiencia que le permite comprender de una manera más sencilla los conceptos necesarios para dirigir una vida financieramente estable y feliz, intentando no caer en los graves fracasos que hacen que se pierda dinero, tiempo y esfuerzo, porque estos son de gran importancia para lograr los objetivos propuestos por el individuo.